esquí

¿Qué necesitas para ser un buen esquiador de montaña?

676 views

Texto: Mary Carmen Vergara

¡A esquiar! que el invierno ya llegó. Pero, más allá de la pasión, para ser un buen esquiador de montaña es importante que fortalezcas tu perfil atlético y dispongas del equipamiento adecuado.

Y como sabemos que ascender y descender por montañas cubiertas de nieve con los esquís puestos es ya complejo y exigente, queremos darte pistas a considerar para mejorar.

Asumiendo el desafío  

Conocer bien las características de la montaña invernal antes de ascenderla es lo primero que debes apuntar: sus dificultades y los peligros que representa a la hora de remontarla no pueden tomarte por sorpresa.

El esquí de montaña es un deporte que se practica en escenarios naturales no preparados, excepto en las competiciones, donde se trazan marcas para orientar al que va en la primera posición. De ahí que tus conocimientos y reflejos son tus grandes aliados para enfrentarte a los cambios de temperaturas, percibir las grietas de la nieve y estar precavido ante posibles avalanchas. Deberás apelar siempre a la prudencia y al sentido común.

esquiador de montaña
Simon Steinberger

Como en toda disciplina deportiva, como esquiador de montaña tendrás que mantener un entrenamiento diario con tu entrenador, pues, deberás superarte a ti mismo en las condiciones físicas (y mentales) que demanda el descenso en la nieve y en diferentes pendientes con los esquís de montaña puestos. La ventaja del esquí de montaña es que no es un deporte que impacta en las articulaciones, por lo que no debes sentir temor a lesionarte al entrenar por varias horas.

Tu entrenamiento diario debe basarse principalmente en aquellos ejercicios que aumenten tanto tu resistencia aeróbica como anaeróbica. Durante los meses que no estés en la nieve, puedes hacer largas sesiones de entrenamiento para fortalecer los músculos, principalmente de las piernas, ganando potencia y fuerza para cuando compitas.

Debes aprender las técnicas del esquí de montaña, cuyas bases están en el esquí alpino, donde aprendes a descender por pendientes pronunciadas y a mayor velocidad. Dicha técnica es similar a la mecánica de correr, trabajando siempre por grupos musculares.

Cuando ya estés entrenado en las técnicas del esquí de montaña, estarás preparado para la intensidad, pero esto no se aprende en menos de un año.

Otro aspecto a considerar es el mal de altura. Si puedes, pasa varias semanas entrenando en una nueva altitud. Esta estrategia te permitirá aclimatarte a la altura de forma lenta, reduciendo así el riesgo de padecer de mal de altura. Antes de una competición, intenta llegar unos días antes para ayudar a tu organismo en este proceso.

Dónde practicar esquí de montaña

España cuenta con buenas montañas para el entrenamiento. Los Pirineos suelen ser las montañas invernales esquiables predilectas por ser las más extensas (hasta 137 km).

Algunos destinos europeos a considerar son Zermatt (Suiza), Val d’Isère (Francia), Saas Fee (Suiza, Serfaus-Fiss-Ladis (Austria), Chamonix (Francia), Val Gardena (Italia), Ischgl (Austria), Val-Thorens (Francia), St. Anton am Arlberg (Austria) y Aletsch-Arena (Suiza).

Con el objetivo de ganar

esquiador de montaña
Simon Steinberger

Si tu meta es disputarte los primeros lugares en competiciones mundiales de esquí de montaña, debes forjarte en el ámbito nacional en la Copa de España y en el Campeonato de España, cuyas pruebas te dan puntos y la clasificación es individual, aunque se dispute por pareja.  

Para las competiciones nacionales, no dejes de revisar el calendario de competiciones de esquí de montaña de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), vale decir que ofrecemos ventajas a los federados de esta entidad cuando contratan nuestros servicio de envío de su material deportivo, basta con se identifiquen como tal en nuestro proceso de solicitud de presupuesto. Para saber más haz clic aquí. Y, no dejes de lado la Copa de Europa y de la Copa del Mundo que se celebran cada año.

Por otro lado, el Campeonato de Europa y el Campeonato del Mundo son las pruebas más importantes del calendario de competiciones internacionales de esquí de montaña. Se celebran cada dos años de manera alternativa.

Darte la posibilidad de exhibirte en estas competiciones hará que mejores en tu exposición y que desarrolles tus habilidades.

Ganar carreras y puntuación te permitirán también ganar dinero como esquiador de montaña profesional. Y si no, como entrenador personal de esquí de montaña o como instructor en una estación de esquí lograrás trabajar en lo que te apasiona y que además te paguen por ello.

Equipamiento necesario

esquiador de montañaSer un buen esquiador implica, además de la práctica, hacerse del equipamiento necesario, partiendo, evidentemente, de unos esquís diseñados especialmente para esta modalidad deportiva.

Los esquís de montaña son similares a los de esquí alpino, pero menos largos y pesados y con una espátula más elevada; todo ello buscando que se adapten mejor a los diferentes tipos de nieve.

En la base de estos esquís se suele adherir un tejido especial llamado piel de foca, el cual permite desplazamientos en un solo sentido al momento de ascender, es decir, se evita que los esquís se deslicen hacia atrás en las subidas. ¿Qué más hay que saber de este accesorio? Para evitar que la nieve se adhiera a la piel de foca, se sugiere que se les coloque cera líquida o caliente.

Los bastones deben tener arandelas especiales que puedas cambiarlas según el tipo de nieve a esquiar.  Elige los que tengan una empuñadura adaptada a tus manos, y que la punta sea de acero (material fuerte que aguanta mayor presión).

Y como tus pies soportan todo el peso de tu cuerpo y no puedes asumir el riesgo de que se maltraten, debes usar botas para esquí de montaña, que sujetan bien el pie y el tobillo; las mejores serán las que tengan mayor elasticidad frontal, a pesar de estar hechas de plástico duro. Su ligereza es fundamental para facilitar las subidas. También es importante que su botín interno acolchado sea extraíble para secarlo sin dificultad.

botas de ski

Cuando los ascensos son muy inclinados y no puedes subir con los esquís puestos, o cuando la nieve está helada, acoplar los crampones a las botas será de mucha ayuda, pero en este caso te tocará llevar los esquís en la mochila.

Las cuchillas son una especie de crampones que se usan también para la nieve helada, solo que se acoplan entre la bota y el esquí (en la fijación).

El casco para esquí de montaña es un accesorio también importante, no solo te protege la cabeza en las caídas, sino también de la lluvia, de la nieve, de las piedras y del frío. Otro equipo a tener es una mochila para esquí de montaña, que sea ligera, práctica para llevar el kit de seguridad y espaciosa para la ropa de abrigo, la comida y la crema protectora solar, entre otros accesorios como el GPS, una brújula, un altímetro, mapas, una navaja que disponga de varias herramientas (destornilladores plano y estriado) y una rasqueta, que te servirá para quitar la nieve de los esquís y de la suela de las botas.

El kit de seguridad para el esquí de montaña es imprescindible y está conformado por la pala y la sonda (en caso de que entrenes fuera de una estación de esquí), además de un aparato adherido al cuerpo del esquiador, que emite señales en caso de que este quede sepultado en la nieve a causa de una avalancha. A este aparato se le conoce como ARVA, por sus siglas en francés (Appareil de Recherche de Victime d’Avalanche).

La ropa y los guantes de esquí deben ser impermeables, y no menos importante será que mantengan el calor corporal. Asimismo, debes proteger tus ojos siempre con las gafas, haya sol o no.

Y aunque seas un profesional del esquí de montaña, no estará demás protegerte siempre las orejas, la nariz, el cuero cabelludo y los labios de los rayos ultravioleta y de las quemaduras del sol usando una crema protectora de +50 FPS.

Finalmente, te recomendamos que la comida que lleves sea tan práctica como calórica; desde luego, una barra de chocolate encabeza esta lista, que además de proporcionarte energía, el cacao es rico en magnesio, ideal para el buen funcionamiento de tus músculos. El agua es fundamental para hidratarte, o también una bebida isotónica. El plátano y los frutos secos también juegan un papel importante a la hora de proporcionarte potasio y magnesio.

¿Cómo trasladar tus esquís de montaña y que lleguen intactos a su destino?

Ya no tienes que sufrir más por si se te parten los esquís o se pierdan en el trayecto. Con TransSport tienes asegurado un servicio especializado de envío de material deportivo a Europa (países de la Unión Europea, Noruega y Suiza),  con embalaje, precios competitivos y seguro incluido. Está dirigido a todo tipo de deportistas, no sólo a profesionales.

Solo tienes que seguir tres  pasos:

Rellenar el formulario online de presupuesto indicando el material que necesites enviar.

Una vez aprobado el presupuesto, te enviaremos una caja de embalaje especial, para luego recogerla donde nos indiques.

Llegará en máximos 5 días si el traslado es al extranjero y en un máximo de 2 días si es nacional.

Leave a Response